Palabras clave

¡Compártelo!

Comments 2

  1. Uno de los pecados que más me molesta: que el periodista se deslinde del medio para el que trabaja. Eso de “cuenta personal” no desvincula la credibilidad del comunicador de donde labora. Dice más asumir con qué se compromete que con lo que no. En ocasiones, las opiniones personales (insultos, descrédito a la fuente, apreciaciones) en redes sociales resta fuerza a la información que se difunde.

    Pecado cometido: poca interacción con las audiencias.

    Pregunta: ¿que las audiencias lo identifiquen a uno como del moderador de una red social es bueno, malo, en qué contribuye?

    1. Post
      Author

      ¡Hola, Leonardo!

      Muchas gracias por los aportes. Solo pude leer la pregunta que hizo en Google+ (y la respondimos).

      Los otros puntos son muy válidos… De hecho, en cualquier taller serio de redes sociales, para periodistas y para todo el mundo, debería enseñarse que es un error esa ‘bio’ de Twitter en la que dice que las opiniones no representan al medio o a la empresa.

      Sobre interacción, lo desarrollamos. Fue mencionado en el hangout No.1, sigue vigente y creo que por mucho tiempo los medios seguirán pensando que la audiencia está exclusivamente para consumir contenidos y sumar a las métricas.

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *